miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº1960

Interés General | 19 dic 2023

EDUCACIÓN PÚBLICA

EL I.P.E.T. 87 DE BELL VILLE FINALIZA UN GRAN AÑO CONCRETANDO PROYECTOS.

El IPET 87 de la ciudad de Bell Ville culmina una año muy positivo con todos los logros obtenidos, entre ellos la obtención del RNE Y la compra de una moderna maquina extrusora para la fabricación de pastas secas que tiene un costo superior a los cuatro millones de pesos.


La directora del IPET Nº 87 “Robertina Moyano de Sastre”, Ing. Rebeca Lancioni, destacó que este año se cumplieron dos importantes proyectos como el registro nacional que permite la elaboración de productos alimenticios (RNE)  y la compra de una máquina para la elaboración de pastas secas.

“La idea es que nuestro estudiantes pasen los aprendizaje de un nivel artesanal a otro industrial y así se capaciten mejor en las formas de elaboración, este registro  acompañado del carnet de manipulador de alimentos, favorece al estudiante para que pueda elaborar los alimentos” dijo.

Lancioni adelantó que para 2024 está previsto constituir una Cooperativa Escolar, cuyos estatutos y demás asuntos internos ya fueron elaborados. La documentación será remitida a la Provincia para lograr el registro correspondiente.

Producto de un aporte económico  de la Nación, se adquirió la máquina elaboradora de pastas secas, completando así la línea con amasadora industrial, sobadora y cortadoras eléctricas.

Por su parte, Elisa Gassmann, vicedirectora del establecimiento, indicó que el equipo adquirido es muy costoso y puede utilizarse también para productos de copetín.

“Como el aporte estatal no alcanzaba, organizamos distintos eventos y participamos en la explotación de una de las cantinas de la última fiesta de la Pelota de Fútbol”, añadió.

La moderna maquinaria será útil además para que industriales en la materia, se capaciten sobre su funcionamiento y línea de producción en general, en un verdadero intercambio de saberes entre el sector privado y los estudiantes.

Recordó que en este 2023, también se adquirió lo necesario para una planta piloto de elaboración de cerveza, sumándose a la línea de fermentados como lácteos y panificados.

Por su parte, la responsable de Bromatología y Saneamiento, Silvia de San Pedro, sostuvo que la fábrica de la escuela ya contaba con habilitación municipal y los alumnos poseían el carnet de Manipulador de Alimentos, por lo que se podían vender sus productos a nivel local.

“Con el RNE, Registro Nacional de Empresas, se les abre un horizonte mucho más amplio, posibilitando que los egresados salgan al mundo laboral con conocimientos muy importantes”, sostuvo la funcionaria.

El RNE es el número identificatorio que otorga la Autoridad Sanitaria Jurisdiccional (ASJ) competente a toda persona física o jurídica, firma comercial, establecimiento o fábrica de alimentos que desee comercializar sus productos fuera de su ejido municipal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias