domingo 25 de septiembre de 2022 - Edición Nº1390

Interés General | 1 may 2022

DOS CASOS TESTIGO EN BELL VILLE

PIL, UN PROGRAMA QUE PERMITE PASAR DE LA PRÁCTICA LABORAL AL EMPLEO ESTABLE

• Dos jóvenes bellvillenses se capacitaron a través del Programa de Inserción Laboral (PIL) y lograron ingresar a la empresa de maquinaria agrícola Mainero. • Oriana Calderón y Alexis Pedraza se formaron en soldadura de producción, hicieron sus prácticas en la firma de Bell Ville y fueron contratados. • El Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar genera acciones para alentar el trabajo y la capacitación de cordobeses de entre 16 y 45 años.


El trabajo es un derecho esencial de las personas. Realizar cualquier actividad laboral dignifica. El Gobierno de Córdoba, a través del Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar, desarrolla varios programas de capacitación que alientan el empleo y la incorporación de cordobeses en el ámbito laboral formal.

Uno de estos es el Programa de Inserción Laboral (PIL), gracias al cual muchas personas realizaron prácticas en empresas y alcanzaron a ser parte del personal estable.

La fábrica de maquinaria agrícola Mainero, con sede en Bell Ville, participa en el PIL desde abril de 2021 y ya sumó a varios operarios y operarias que se capacitaron a través de este programa. Entre ellos están Oriana Calderón (22 años) y Alexis Pedraza (32 años), jóvenes bellvillenses que se formaron en la especialidad soldadura de producción. Recibieron capacitación virtual del Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar, y presencial con un curso en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Por su buena performance, ambos fueron contratados por la empresa.

 

El caso de Calderón es singular. En Mainero no había personal femenino en soldadura. Oriana es la primera mujer que trabaja en este rubro e integra la plantilla. Luego, también gracias al PIL, se incorporaron otras tres mujeres.

“La curiosidad por aprender cosas nuevas hizo que me animara a participar del programa”, comentó Calderón, para quien Mainero significa su primera experiencia laboral y le permite la manutención de su hija.

Calderón aseguró que “la capacitación fue buena, con videos bien explicados para aprender a soldar”. Y ponderó la experiencia conseguida en la práctica laboral. “Elegí Mainero porque es una de las industrias más grandes de la zona; aunque no sea común para una chica, este es un trabajo que las mujeres podemos hacer tranquilamente”, sentenció.

Pedraza buscaba un empleo formal; antes sólo había prestado servicios en ámbitos informales“Me pareció muy buena oportunidad de conseguir un trabajo en blanco, me faltaba poco para ser papá; y pensé que era para aprovechar que una empresa tan importante como Mainero diera esta posibilidad”, comentó.

A Pedraza también le gustó la formación recibida. “Nos enseñaron el rubro de la soldaduría virtualmente y en la empresa aprendimos la parte práctica; quiero seguir capacitándome para mejorar”, confió.

Gracias al PIL y a la oportunidad que le brindó la empresa bellvillense, Pedraza obtiene un ingreso salarial que le permite sostener a su familia.

BUEN DESEMPEÑO

Desde Mainero indicaron que ambos jóvenes fueron incorporados a la empresa «por su buen desempeño», incluso antes de que completaran los 12 meses de práctica estipulados. En cuanto a la remuneración, la empresa aporta 75 por ciento y la Provincia 25 por ciento.

Valeria Lambertini, gerenta de recursos humanos de Mainero, afirmó: “Cuando nos enteramos del programa, en los primeros meses de 2021, entendimos que era una buena oportunidad de profesionalizar jóvenes que recién egresaban de la escuela secundaria, expresó. Y dijo que mantuvieron conversaciones con Promoción del Empleo y la Economía Familiar para plantear las necesidades que tenía la industria.

 

Mainero llegó a tener 20 beneficiarios del PIL realizando prácticas laborales, la mitad de los cuales se dedicó a la tornería y la mitad restante a la soldadura. “Hubo altas y bajas en el período que duró el programa; algunos abandonaron porque tenían otras prioridades; tuvimos un promedio de 14 beneficiarios hasta diciembre pasado y, por su desempeño, decidimos contratarlos a través de consultores de empresas”, explicó Lambertini.

Actualmente, son 10 los beneficiarios del PIL que están trabajando activamente en Mainero en los oficios para los cuales se capacitaron.

Respecto de las cuatro mujeres que ingresaron, Lambertini resaltó:“Se desempeñaron exitosamente como operarias y esto abrió las puertas a la igualdad de género dentro de la compañía”.

Según la responsable de recursos humanos, “fue sumamente positivo” incorporar jóvenes capacitados a través del PIL. Se explayó al respecto: “Los oficios propuestos por el programa son escasos en la zona y ante una gran demanda de la industria se torna complicado adquirir estos jóvenes talentos”.

Para Lambertini, el PIL permitió hacer escuela a jóvenes con ganas de trabajar, y tener un oficio que les servirá a lo largo de su vida profesional y personal”.

CONSIDERACIONES

A través del Programa de Inserción Laboral (PIL), el Gobierno de Córdoba genera acciones de promoción del empleo y capacitación para los cordobeses, con la intención de mejorar la competitividad de las empresas provinciales.

Entre los programas que incluye, uno ofrece oportunidades laborales en la industria de las maquinarias agrícolas. Se destina a personas con residencia en la provincia de Córdoba de entre 16 y 45 años de edad. Su objetivo es generar 500 oportunidades.

De este total, la finalidad es insertar laboralmente a 250 personas en fábricas de máquinas agrícolas y agrocomponentes, con una formación y entrenamiento laboral en tornería y soldadura de producción. Además, apunta a capacitar a 250 trabajadores que ya integran el personal, para que acrecienten sus capacidades y la productividad de la empresa en la que trabajan.

La capacitación incluye 200 horas de tornería y soldadura. La práctica laboral en las empresas es por un período de 12 meses, con una asignación estímulo de 12 mil pesos mensuales, cofinanciada entre la Provincia y el sector privado.

El Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar capacita a los interesados. Las empresas se comprometen a tomarlos durante determinado tiempo para que realicen las prácticas laborales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias